Después de realizar una encuesta entre varios fotógrafos, uno de los temas que más les interesaba era el de “Cómo crear mi marca personal”. No es una tarea fácil, pero después de tres años desarrollando la imagen de mi negocio de fotografía, voy a compartir cuáles fueron las claves que me llevaron a tener una marca personal sólida que hoy en día permite que mi negocio funcione y además, sea reconocido por los clientes.

Veamos cuáles son los pasos que debes seguir para tener una marca personal que te posicione mejor en el mundo físico y el entorno digital.

En primer lugar, tenemos que tener muy claro qué queremos transmitir a nuestros clientes. Para esto debemos hacer un estudio del tipo de cliente al que queremos llegar usando técnicas de neuroventas y con una estrategia bien definida para empezar a crear nuestra marca personal.

1. NOMBRE DE NUESTRO NEGOCIO

El nombre de tu marca personal debe ser fácil de escribir y recordar, debes pensar que si el tipo de cliente que buscas habla en español, de nada sirve tener un nombre que termine en “Photographer, Photography o Wedding photographer” por muy bonito que suene. Este es el principal error que cometen la mayoría de los fotógrafos al crear el nombre de su negocio.

Mi consejo es que uses tu nombre personal, así de esta manera tu marca te acompañará siempre. Solo es cuestión de buscar información sobre los grandes fotógrafos de la historia, la mayoría han usado su nombre personal para crecer en su negocio de fotografía.

2. TU LOGO

El logo es una parte muy importante de tu marca, ya que con el tiempo les permitirá a los clientes reconocer tu negocio a simple vista. Tu logo debe tener una tipografía y psicología del color que te identifique y sobre todo que te guste a ti. Las personas te contratarán por tus fotos y por tu manera de venderlas no por tu logo.

Crea algo que serías capaz de tatuártelo o sentirte orgulloso de bordarlo en una camiseta de trabajo.

3. ESLOGAN

Es el resumen de la filosofía de tu marca, de lo que quieres expresar. Piensa como definirías el resultado de tu trabajo en pocas palabras. Si aciertas con tu eslogan se puede convertir en una de las mejores cartas de tu presentación.

Distingue tu marca. ¿Qué hace que tu producto o negocio se diferencie de la competencia?


4. WEB Y REDES SOCIALES

Hoy en día, si tu negocio no está en internet no existe. Siendo fotógrafo esto se potencia aún más, ya que nuestros ingresos dependerán de que la imagen de nuestra web y redes sociales sea impecable. Para ello, debemos tener en cuenta varias cosas:

Perfil adecuado: Todos los perfiles de tus redes sociales deben estar en armonía, no puedes tener un estilo en Facebook y luego otro totalmente diferente en Instagram, mantén un estilo de edición igual siempre. Esto hará que tu cuenta sea más atractiva y fácil de identificar.

Puedes usar tu logo como foto de perfil, pero mi consejo es que tengas de perfil una fotografía tuya en la que se vea bien tu cara y, sobre todo, tus ojos que son los que más trasmiten. Las personas quieren saber quién esta detrás de la cámara y quién será el que esté en el evento trabajando.

Biografía: Elige bien la descripción de tu biografía, debes ser claro y concreto con la información para que la gente entienda a qué te dedicas, en qué eres experto, en qué zona vives y cómo pueden contactarte.

No mezcles tu vida personal con tu trabajo, mantén cuentas separadas para cada situación. Salvo contadas ocasiones, lo ideal es que solo muestres tus trabajos, pero también es aconsejable que te muestres a ti mismo trabajando, ya que al igual que la foto de perfil esto ayuda a humanizar tu marca.

Por último, se constante con las publicaciones, de nada sirve tener unas fotos preciosas si las enseñas una vez a la semana. Si eres de los que no tiene tiempo para dedicarle a las redes sociales, mi consejo es que busques una aplicación como  SocialGest  o Hootsuite y te tomes una tarde para programar las publicaciones de toda la semana o incluso de todo el mes. De esta manera, tus redes sociales seguirán activas y tendrás más tiempo para ti.

Página web: Todos los negocios precisan de una web para aumentar su productividad, ya que supone una manera sencilla y masiva de llegar a más clientes. Tener una página web te dará más prestigio y reconocimiento.

Debes centrarte en que tu web sea fácil de usar, tanto para un niño, como para una persona mayor. La estética es muy importante, recuerda los colores que hayas elegido para tu logo y úsalos para mantener la misma psicología de color con tu web porque tu imagen debe transmitir siempre lo mismo en todas partes.

El copywriting de tu web, es decir lo textos de tu página, deben ser atractivos, buscando persuadir de manera positiva la mente de la persona que lo lee. Usa las palabras adecuadas y precisas para transmitirles por qué deben elegir tus servicios.

5. PLANIFICACIÓN

Es importante marcarse objetivos en un calendario. Una buena planificación es esencial para que tu marca personal crezca día a día. Para ello, debes plantearte objetivos a corto, medio y largo plazo, trazando una estrategia y plan de acción que te lleve a conseguirlos.

Hoy en día, con una buena planificación y el desarrollo de una estrategia, cualquier persona puede construir su marca personal. Todo dependerá de la pasión y voluntad que tengas para ser constante y disciplinado con tu negocio.

«Tu marca personal es lo que dicen de ti cuando tú no estás delante»

Jeff Bezos SEO de Amazon.

Si eres de los que quieren crecer, dar el salto de calidad con tu negocio y aprender a vivir de lo que te apasiona, entonces me gustaría compartir contigo todas las herramientas que me llevaron a tener una marca personal de éxito.

Escríbeme a infopablovarela@gmail.com y cuéntame tu proyecto, estaré encantado de poder ayudarte a potenciar tu negocio.

Pablo Varela