Laura y Pedro decidieron que querían tener su sesión de preboda unos días antes de su boda en la ciudad de Valladolid acompañados de su mascota, la pequeña Nala.

Sin duda quede enamorado tanto de la ciudad como de esta encantadora pareja que solo transmitían buena energía y un amor incondicional el uno por el otro.

¡Dale al play para concerlos!