Mónica y Xiraxi lo tenían claro, ellos querían disfrutar del día de su boda desde el primer minuto.

Es por esto que decidieron alojarse ambos junto a sus familias en una casa rural para poder disfrutar juntos de los preparativos de cada uno.

Luego nos desplazamos a una preciosa finca cercana a la casa rural donde disfrutamos de una ceremonia muy emotiva rodeados de todos sus seres queridos.

Te invito a darle al play para conocer esta bonita historia de amor.